Cédulas de habitabilidad

La cédula de habitabilidad es el documento que sirve para verificar que una determinada vivienda cumple con los requisitos mínimos de habitabilidad, construcción y exigencias técnicas marcadas por las leyes y demás normas que regulan el proceso constructivo, y además confirma que es apta para ser empleada como residencia humana.

Este documento lo expide el ayuntamiento de cada localidad en el caso de las viviendas libres y la Junta de Extremadura, o de cada comunidad autónoma, en el caso de viviendas con algún tipo de protección. Para viviendas ya construidas o para la renovación de cédulas (cada 10 años), la solicitud de la cédula tiene que ir acompañada de un informe técnico en el que se acredite el cumplimiento de los requisitos necesarios de habitabilidad.