Certificados técnicos

Un Certificado Técnico es aquel documento escrito por el que se asegura y verifica una realidad, es por eso que existen diferentes tipos de certificados:

  • Certificado de superficie: se trata, como su propio nombre indica, de corroborar la superficie real de cualquier tipo inmueble (solar, terreno, finca, construcción, etc); siendo necesario realizar un levantamiento de planos para ello.
  •  Certificado de habitabilidad: se realiza normalmente en viviendas usadas para verificar que reúne todos los requisitos necesarios para ser habitable, es decir, se comprueba que es apta para ser habitada por las personas en función de los requisitos que marque la normativa vigente en el momento de ser emitida.
  •  Certificado de antigüedad: su objeto es determinar la edad aproximada de una construcción, para lo que se pueden utilizar las fotos aéreas realizadas a los largo del tiempo y conseguir una cierta idea, siendo las factura o albaranes de la obra lo que realmente determina la fecha. En caso de no disponer de dichos documentos se comprobará visualmente el estado de la construcción.
  • Certificados para catastro: son aquellos que se realizan para realizar actualizaciones o modificaciones en los datos catastrales.
  • Certificado de estabilidad: normalmente van dirigidos a verificar que el conjunto de la construcción es solido y se centran en la estructura, normalmente van acompañado de pruebas e inspecciones.
  • Certificado de construcciones provisionales: son muchos los ayuntamientos que solicitan certificado previo al montaje de obras provisionales para eventos como pudieran ser carpas, casetas de feria, gradas para espectáculos, etc.